H.Corazón 84 años al servicio del Señor

Con sencillez expresa que no hizo nada extraordinario, hasta que decidió ser religiosa a los veinticuatro años; con gracia decía: “A mí me gustaban las cosas de este mundo”. A través de la experiencia de los Ejercicios Espirituales y en contacto con la Comunidad de Madrid, llegó a escuchar la llamada del Señor, y descubrió que la quería Religiosa de María Inmaculada.
Quería ser misionera; Dios le mostró claramente su voluntad y no dudó en seguir a su Maestro y Señor, aunque le costara enormes sacrificios.

Hizo el noviciado en Ríos Rosas, Madrid. Al inicio de la guerra civil española y recién concluido su noviciado, la destinaron a Bayona, Francia. “Éramos junioras, pasábamos hambre y un frío tremendo, pero vivíamos felices ”. Así resume su experiencia de nueve meses. Posteriormente la destinan a París y luego, providencialmente, a Londres, para ocupar el lugar de la M. Ma. de San Joaquín que, enferma, no pudo ir a ese destino. ¿Adivinaría que iba a pasar diecisiete años en Londres? Corría el año 1931. Continuara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s