CRÓNICA DE LA DEDICACIÓN DE LA CAPILLA DEL NOVICIADO


Todavía con la inmensa alegría de la solemnidad del día 8 de diciembre en que se realizó la Dedicación de la nueva capilla del noviciado, les escribimos para contarles con detalle cómo fue la celebración.

Primero las ubicamos. La capilla quedó en lo que era “San Ignacio” y el Salón de  actos”. Ha quedado una Capilla un poco más amplia que la teníamos en uso, pero ciertamente acogedora y muy bonita, como podrán ver en las fotos. La entrada principal es por la explanada.

Los últimos días, preparándonos para este gran acontecimiento fueron de mucho trabajo: comprar el nuevo sagrario, acondicionar la capilla, enmarcar la foto de Sta. Vicenta Ma. y de San José que están al ingresar en la Capilla, frente a frente. Recibimos como regalo de parte de nuestra Provincial el cáliz, el copón, la patena, palia, corporal, purificador y manutergio.

A las 4:00 PM comenzaron a llegar los invitados. A las 4:30 se veía que la capilla sería insuficiente para acoger a tanta gente. De hecho, había más de 100 personas fuera. Calculamos que nos acompañaron un mínimo de 300 personas.

Decidimos no sólo hacer una bendición, sino una dedicación “en forma”. Ante la imposibilidad de que nos acompañara un Obispo Auxiliar, y habiéndonos instruido, le pedimos a nuestro Capellán que él consiguiera una delegación por parte de uno de los Obispos y que él mismo realizara la Dedicación. Así fue.

Iniciamos con una procesión sencilla, porque al ser tanta gente era imposible que todos ingresáramos en procesión. Entró la cruz, seguida de las reliquias de Santa Inés, Virgen y Mártir y de Sta. Vicenta María, que las llevó nuestro hermano, el Sr. Roberto Orozco, enseguida el Pbro. Francisco García Velarde acompañado de un seminarista que fue el maestro de ceremonias.

Momento muy emotivo fue cuando el Ing. Carlos Eduardo Villa Herrejón “entregó” la obra concluida al Padre y a la Asamblea, dirigiendo unas palabras y presentando como símbolos los planos, la bitácora de la obra y las llaves de la capilla.

En lugar del rito penitencial hubo aspersión de agua bendita sobre los fieles y en los muros de la capilla. Se entonó solemnemente el Gloria, y se hizo una oración propia de la dedicación de la nueva Capilla. Se procedió a la liturgia de la Palabra en la que respetamos las lecturas de nuestra Solemnidad. La homilía versó sobre el significado de la nueva capilla. El padre nos fue haciendo caer en la cuenta de todos los elementos con los que contaba, de la importancia del altar y su significado, el ambón, la sede, el sagrario, la presencia de las imágenes, resaltando la imagen de la Inmaculada a quien quedaría dedicada la Capilla. Nos habló, también, de nuestra presencia como Religiosas de María Inmaculada, nuestro trabajo con las jóvenes y cómo la capilla sería presencia no sólo para nosotras, sino también para las chicas.

Después de la homilía recitamos el Credo. Como estamos en el Año de la Fe, aprovechamos para que el Padre motivara a la indulgencia y así todos lo rezamos con la intención de ganarla.

El momento más solemne dio inicio: la oración de la Dedicación de la Capilla y la Unción. Esta parte se abrió con el canto de las letanías de los santos. Fue un momento muy emotivo, la gente respondía al “ruega por nosotros” con verdadera efusividad. Después, mientras el Padre hacía la oración de dedicación, un silencio extremo… que permaneció mientras se colocaron las reliquias debajo del altar y se ungió el altar con crisma y las cuatro cruces distribuidas alrededor de la capilla para simbolizar la que todo el edificio quedaba ungido.

Después se colocó incienso sobre el altar, fue hermoso el pebetero humeante: “suba mi oración hasta ti, Señor, como incienso en tu presencia”, era lo que brotaba de nuestros corazones. Luego se incensó a toda la Asamblea y se incensaron, también los muros de la iglesia, especialmente en las cuatro cruces previamente ungidas.

Hermoso ver cómo el sacerdote limpiaba el altar del exceso de santo crisma y se vistió el altar con su mantel nuevo. Así se abría paso la Liturgia de la Eucaristía. Una vez vestido el altar se encendieron las luces, pues habíamos permanecido, hasta este momento, en penumbras. Se encendieron, también, unas velas colocadas justo debajo de las cruces que fueron ungidas en las paredes. Lo impresionante fue que la gente permanecía en un silencio reverente.

La liturgia de la Eucaristía procedió de forma común, solamente integrando en la Plegaria Eucarística lo propio de la dedicación de la nueva Capilla a María Inmaculada.

Las filas para la comunión parecían interminables.

Corona de esta celebración fueron unas palabras de Agradecimiento que dirigió, a nombre de la Comunidad, H. Martha García en las que se destacaba que habíamos esperado 55 años, nada más, para ver por fin la Capilla del Noviciado, pues la anterior era una improvisación, “mientras tanto”. Agradecimos a nuestros bienhechores, especialmente al Sr. Roberto Orozco, con carta de hermandad, que sin él, lo reconocemos, no la hubiéramos tenido.

El fin de la celebración estuvo lleno de aplausos. Habían pasado dos horas sin sentir. Las personas que nos acompañaron estaban felices. Y para una fiesta de esa magnitud no podían faltar algunos bocadillos, bebidas, botanas, pastel y un poco de vino para brindar por tal acontecimiento.

La fiesta se prolongó hasta casi las 9 y media de la noche. Todos se sentían “a gusto” y “en casa”.

Nosotras no dejábamos de dar gracias a Dios. Creo que hemos seguido “sintiendo” y “gustando” este regalo que nos ha hecho el Señor en el día de nuestra Madre Inmaculada.

Todas estuvieron presentes: toda la Provincia, nuestras superioras generales, nuestras ex provinciales. Tuvimos el gozo de que H. Ma. Blanca Herrera estuviera con nosotras y le diera un “toque especial” a este día histórico e inolvidable para todas nosotras.

Gracias a todas, hermanas, porque con su oración, con su trabajo y sacrificios han hecho posible que la Casa Noviciado al fin tenga una capilla, y muy hermosa. Ojalá que muy pronto puedan venir a conocerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s