Noticias de Mali

Fenoy: “No me he planteado volver a Córdoba ahora” ( Diario Córdoba – 19/01/2013 )
Las religiosas de María Inmaculada continúan refugiadas en Bamako, capital de Malí, tras la recomendación que la embajada española les trasladó el pasado miércoles. Una de las religiosas cordobesas que permanecen allí, Carmen Fenoy, quiso tranquilizar ayer a través de Diario CORDOBA a todos los familiares de las hermanas situadas en Malí. “Estamos bien a pesar de todo”, declaró. La misionera explicó cómo la situación había llegado hasta ese punto debido a los radicalistas ya que “el pueblo mariano es un pueblo pacífico que se ha visto impulsado a entrar en guerra debido a la ofensiva yihadista”. Por su parte, Bamako ha sido el lugar elegido para proteger a estas misioneras “puesto que si hubiese que evacuar es el lugar idóneo”. No obstante, esta guerra no les ha pillado por sorpresa. “Llevan desde el año pasado avisándonos de un posible ataque”, dijo Fenoy. “Pero debido a nuestra misión, no les hacíamos caso”.
Actualmente, estas religiosas han abandonado las diferentes misiones que su congregación tiene repartidas por el país. Es por esto, según declara Carmen, por lo que sienten “más preocupación que miedo”. “Hemos dejado a mujeres que pueden ser violadas y maltratadas, y eso es lo que nos tiene más intranquilas”. Pero, tal y como explica Fenoy, “la obra continúa adelante”. “Tenemos la mejor escuela de enfermería en Ségou y un jardín de infancia en Niono, y hablamos con ellos diariamente para que nos expliquen cómo siguen”. Sin embargo, a pesar de las circunstancias tan adversas, la misionera afirma que “ninguna de las que estamos aquí hemos pensado en irnos”. Con ella, se encuentran más de diez religiosas, entre ellas otra cordobesa, Cándida Guillén, y dos mexicanas. “Yo me vine a Malí en 1988 –explica la religiosa– y jamás me arrepentiré de mi decisión”.

En cuanto al tiempo que estiman que dure esta guerra, la misionera se muestra cautelosa. “Nunca se sabe, esperemos que muy poco porque hoy, por ejemplo, nos ha llegado una buena noticia, que es que el pueblo de Diabali ha sido totalmente liberado”, afirma. Asimismo, Fenoy aprovecha para demandar ayuda desde los países desarrollados, “desde Córdoba que sé que somos muy generosos”, porque la comida empieza a escasear. “Damos de comer a los que vienen, sean soldados o no, y por ahora nos apañamos pero con lo que tenemos no duraremos eternamente”, declara Fenoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s