Peregrinación a la Basílica

Dentro de las actividades del Encuentro Juvenil  se tuvo esta tarde una peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. A las 4 pm se celebró la Eucaristía. Las jóvenes tuvieron tiempo después para visitar el Santuario.Jovenes Basílica

Anuncios

Cena Convivencia, Hnas EE y Jovenes Retiro Vocacional

Con alegria recibimos a nuestras Hnas que se encontraban haciendo EE aqui en nuestra Comunidad de Otranto, aprovechamos el momento para que compartieran la cena, con las Jóvenes que estan realizando un retiro vocacional… que mejor testimonio de que DIOS al llamar da la gracia, la fidelidad y la perseverancia en el seguimiento…. Las evidencias muestran un poco de lo compartido… lo que ellas preguntaron a las Hnas y escucharon atentas, eso se queda en su corazón, en su inquietud y en la respuesta que cada una de. Gracias a todas las Hnas Superioras y sus comunidades que se hicieron presente con su oración y en la colaboración solicitada, aqui es donde “nuestra prioridad” nos hace sintonizar. Dios las Bendiga y a todas nos conceda lo que mas necesitemos.Hna Laura y Adriana, la mas joven del grupo CAM00592 CAM00571 CAM00573 CAM00574 CAM00575 CAM00576 CAM00577 CAM00579 CAM00580 CAM00581 CAM00582 CAM00584 CAM00585 Yareli y Hna Tere J. CAM00588

Sólo faltan 6 días…

100 años de las Religiosas de María Inmaculada en México.

 

Desde hace ya algunas semanas, se vive en la Casa Provincial un ambiente gozoso y de largas pláticas en las que evocamos y recuperamos nuestros orígenes en este país. Vuelven a la memoria nombres clave: la familia Quintana, Monseñor Luis Romo, familia Lascurain, familia De la Mora. Con todos ellos tenemos una deuda de gratitud enorme.

El inicio fue así:

Hacia el año 1908, le piden a Madre General Maria Teresa Orti, una fundación en México. Pero es hasta el año 1913 que se decide enviar una comunidad a este país. La petición viene de un matrimonio español, radicado en México,  de apellido Quintana, el cual, ya desde antes de nuestra llegada se preocupaba por atender a jóvenes dedicadas al servicio doméstico. Hasta el día de hoy se mantiene el contacto con los descendientes de estos grandes bienhechores. Y la Señora Quintana, al morir, fue enterrada “con el hábito de la Congregación y con los honores de haber sido “fundadora”, según nos refiere, ahora, una de sus nietas.

En 1910 estalló la Revolución Mexicana y los grupos que subieron al poder fueron antagónicos al catolicismo. Así que, en 1913 se creía que ya todo estaba pacificado. No era así. Las hermanas que llegaron a México, “las doce fundadoras,” pronto tuvieron que dejar las  casas que habían abierto (tres: una en el D.F. otra en Guadalajara y otra en Puebla),  para refugiarse en casas de familiares y amigos pues en el año 1926 estalló la inconformidad del pueblo mexicano, tan católico, en contra de las arbitrariedades que el Gobierno estaba cometiendo en contra del clero, del culto, de los religiosos y religiosas dando origen así al llamado “Movimiento Cristero”. En el año 1935 las Religiosas de María Inmaculada tuvimos que salir de México a causa de esta persecución; pero ya la semilla del carisma estaba sembrada y los grupos de Hijas de María que las Hermanas habían conformado siguieron reuniéndose cada mes bajo la guía de Monseñor Luis G. Romo. Años después, en 1947, al regresar las hermanas al país, fue gracias al trabajo y a las colectas de estos grupos de Hijas de María, que se pudo pagar la primera renta de la casa que las Hermanas alquilaron. Regresamos a México sin casa pues los inmuebles fueron expropiados por el Gobierno.. No teníamos casa, pero abundaron las ayudas de las familias y de las chicas y poco a poco se fue saliendo adelante, con intenso trabajo y con la alegría de estar haciendo el bien de nuevo bajo la sombra de la Señora del Tepeyac. La alegría de nuestras hermanas, que nos han precedido, se contagió a numerosas jóvenes que decidieron entrar a la Congregación, México ha sido un manantial de vocaciones para la familia de Vicenta María. El noviciado se abrió en 1952 y salvo un breve período, en 1976, ha seguido formando RMI hasta el día de hoy.

La Congregación, organizada por provincias, decidió llamar a la nuestra “de Guadalupe” y actualmente es identificada como Provincia América Septentrional, desde sus orígenes ha visto la apertura de 17 casas y el cierre de cinco de ellas: Puebla de los Angeles, San Luis Missouri, Bronx, Chilac e Iztapalapa. Continúan abiertas y sirviendo a las jóvenes: México, Guadalajara (3), San Luis Potosí, Monterrey, Tehuacán, la misión de Tlacotepec de Díaz, la más reciente en Ciudad Obregón, y tres en Estados Unidos: San Antonio, Washington, New York.

En cada una de nuestras casas se guardan anécdotas, recuerdos, historia de familia congregacional, pero es ahora, en el 2013, que nuestra Casa Provincial se viste de gala y de gratitud al recordar los primeros pasos de nuestro Instituto en estos países del norte de América. Junto con todas las casas, y agradeciendo en especial la guía de nuestras Madres Generales Ma. Teresa Orti, quien autorizó la primera venida, Ma. de la Concepción Marqués quien ordenó que dejaran el país para salvaguardar sus vidas, y M. Ma. de San Luis de Caso quien, considerando que ya el peligro había pasado,  nos permitió regresar a México,  nos alegramos de la obra que Dios ha hecho y sigue haciendo a través de Vicenta María y su Congregación. Demos gracias a Dios por todo.                                                                                                     H.Martha Centeno Novelo RMI

FIESTA DE SANTA VICENTA MARIA. COMUNIDAD OTRANTO

Desde la Casa de Otranto en Guadalajara, celebrando a Vicenta María, como la mujer que dejo triunfar a Cristo en su vida, triunfando asi las jóvenes y en ellas todas aquellas que por Gracia de DIOS hemos sido invitadas a compartir el ideal del carisma. Un bello momento fue la participacion de las Ex Residentes que nos acompañaron ese dia…. Dios se sigue haciendo presente y por ello estamos agradecidas.