Retiro Vocacional en México DF

El domingo 20 de Octubre, un grupo de jóvenes de la casa se retiraron para reflexionar su vocación. Las acompañaron las hermanas Olga y Leticia M.

Fué una experiencia muy rica para las chicas quienes supieron integrarse bien a la dinámica.Retiro Vocacional 3Retiro vocacional 2

Retiro Vocacional

Anuncios

Conservando tradiciones…

Altar de muertos 1
Altar de muertos 2

 

 

En la casa de México el Domingo 27, tuvimos el concurso de Altar de muertos, tradicional en México. El Altar de muertos es un elemento fundamental en el conjunto de tradiciones mexicanas del Día de muertos,  que consiste en instalar altares domésticos en honor de los muertoss de la familia. El altar de muertos es una construcción simbólica de las creencias mesoamericanas sintéticas, que consiste en colocar plataformas y también en donde se depositan ofrendas florales y alimentos para rendir tributo a los antepasados familiares, a los difuntos cercanos o a personajes ilustres.

Hogar de la Joven Vicenta Ma.; gran ejemplo de amor

 

Imagen

Atiende a jovencitas que llegan a la Ciudad de México en busca de mejores oportunidades de vida.

“Que las jóvenes vivan bien y se salven”, fue el sueño que hace 137 años llevó a la santa española Vicenta María, a fundar la Congregación de las Religiosas de María Inmaculada, cuya misión actual es la formación y protección de adolescentes y jóvenes, para conservarlas en el bien y fuera de peligros, especialmente a aquellas que llegan del campo a las grandes ciudades en busca de oportunidades de estudio y trabajo.

Santa Vicenta María soñaba con una obra en favor de las empleadas domésticas, para ayudarlas a convertirse en mujeres plenas, llenas de atención y respeto, capaces de desarrollarse y promocionarse, de tomar la vida en sus manos para ponerla al servicio de la humanidad, mujeres con influencia positiva en la familia y en la sociedad.

Así nacieron las casas hogar Vicenta María, que hoy suman más de cien en distintos países del mundo. Son espacios de acogida, donde las adolescentes y jóvenes encuentran un hogar y el apoyo de religiosas que se ocupan de su bienestar físico y espiritual, y les proporcionan herramientas para abrirse camino en la vida.

“Estamos organizadas como una gran familia”, señaló la hermana Olga Rocío Castañeda, directora de la Residencia Vicenta María, en la colonia San José Insurgentes. Durante casi 70 años, en esta casa se ha atendido a muchas jóvenes de escasos recursos que llegan a la Ciudad de México, de zonas rurales o indígenas, con la ilusión de encontrar trabajo y continuar sus estudios.

De lunes a viernes, residen en esta casa unas 80 jovencitas, y los fines de semana suman hasta 130, por aquellas que tienen descanso en sus lugares de trabajo. Aquí tienen un espacio para vivir, agua caliente y tres alimentos al día, además de los cuidados y cariño de las religiosas de María Inmaculada, que se ocupan de ellas como si fueran sus propias hijas.

La casa también cuenta con una oficina de colocaciones para ayudarles a conseguir trabajo, un centro social y una academia dominical en la que se ofrecen talleres de cocina, manualidades, danza, tejido, computación, así como estudios de educación Primaria, Secundaria y Preparatoria abierta.

La hermana Olga Rocío explicó que la mayoría de las “hijas” de Vicenta María se colocan como empleadas domésticas, pero el objetivo es que estudien una carrera que les ofrezca oportunidades de desarrollo, contar con un trabajo estable y prestaciones de ley.

Es por ello que las religiosas cuidan que estén inscritas en alguna escuela regular, les gestionan becas y están al pendiente de que cumplan con todo lo relacionado con los estudios. “Cada una de ellas es especial para nosotras, no nos acostamos sin visitarlas en sus habitaciones, porque a veces no las vemos en todo el día, las saludamos, comprobamos que estén bien y platicamos sobre sus cosas”.

Como en toda familia, las residencias Vicenta María tiene reglas de convivencia: las jóvenes deben ser moralmente sanas, deben ayudar con el aseo de sus habitaciones y áreas comunes, estudiar y cumplir con los horarios establecidos de llegada o para recibir a los novios, aunque de vez en cuando no falta que las religiosas se desvelen por esperar a alguna muchacha que obtuvo un permiso especial para salir.

Una vez a la semana, todas las jovencitas tiene formación religiosa: grupos de Biblia, desarrollo humano, Sacramentos, oración, liturgia y orientación vocacional; el viernes es el día social, hay juegos de mesa, competencias deportivas, plática e incluso baile.

Sin embargo, los gastos son elevados. Las hermanas de María Inmaculada se ven constantemente en aprietos para alimentar a cien personas todos los días, pero sobre todo para pagar los impuestos y servicios: “cada mes son 45 mil pesos de predial y cantidades similares en agua y luz”, apunta la hermana Olga Rocío al comentar que hay personas de buena voluntad que apoyan la obra y las jóvenes aportan una cuota de acuerdo a sus posibilidades, pero “hay situaciones que nos rebasan, no nos alcanza”.

Aun así, inspiradas en el incansable espíritu de su fundadora, la congregación hace planes para abrir una “casita” en las zonas de Santa fe o Polanco, para acoger a jóvenes que salen los fines de semana de las casas donde trabajan y no tienen a donde ir.

“Esta experiencia ya se desarrolla con buenos resultados en Monterrey, porque se aleja a las muchachas de muchos peligros, se les escucha, se les orienta y reciben formación cristiana en lugar de pasar la noche en los antros”, comentó.

Informes

Hogar de la Joven Vicenta María

Acordada Núm. 99, Col. San José Insurgentes, Del. Benito Juárez (Cerca del metro Mixcoac). Teléfono: 5598-4256/ 5598-4788.

TEXTO ESQUEMA DEL RETIRO DE ADVIENTO

 

RETIRO DE ADVIENTO 2013.

“DIOS HACE NUEVAS TODAS LAS COSAS EN MI VIDA”

Primera parte: la esperanza Oracion inicial

 

ENCUENTRO Nº 1: SUBAMOS A LA MONTAÑA

 

 

Herramientas del animador: En el episodio de la Transfiguración, Jesús lleva  a tres de sus discípulos a una montaña alta y apartada a descansar ¿de qué? Jesús había anunciado con claridad la propia pasión y muerte y los discípulos se hallaban desilusionados, abatidos, desconcertados. Los apóstoles tienen necesidad de rehacerse, reanimarse, recobrar fuerza y coraje y este descanso, por supuesto, se da en torno al Maestro. En la vida de nuestros jóvenes seguramente habrán pasado cosas que han provocado estos mismos sentimientos, por eso es necesario ayudarlos a descansar de todo esto y ayudarlos a descubrir que ese descanso se obtiene en comunidad y con Jesús.

 

Motivación: despertar la inquietud sobre el descanso espiritual.

 

 

Actividad: El animador invita a que todos opinen sobre lo que les sugiere los elementos que ven, qué entienden por descanso, cuándo descansamos, cómo lo hacemos.

 

Herramientas del animador:  Así como nuestro cuerpo necesita descansar, también nuestro espíritu necesita descansar de algunas cosas que nos agobian, nos desilusionan, nos provocan incertidumbre, dolor, desesperanza, etc. Un campamento no es solamente para descansar físicamente de todo un año de trabajo, sino también para el otro tipo de descanso, que es en definitiva lo que nos va a hacer recobrar fuerzas para seguir andando.

 

Experiencia: identificar aquellas cosas que nos provocaron “cansancio” a lo largo del año.

Recursos: Hojas en blanco, plumones, tarjetas con las consignas.

 

Herramientas del animador: Cuando nosotros queremos descansar nuestro cuerpo, sabemos qué parte necesita más descanso o qué parte nos duele más. Para descansar nuestro espíritu también necesitamos saber aquello que nos agobia.

 

Actividad: Se pide a los jóvenes que hagan memoria de todo lo que vivieron en el año que pasó; en su trabajo, estudios, familia, comunidad; cuáles fueron aquellos dolores más grandes, desilusiones, cuáles fueron aquellas cosas que más los agobiaron con respecto a la situación del país, de su pueblo o comunidad.

 

Luego, cada una se retirará a un lugar tranquilo, cómodo y va a escribir todas esas cosas que pensó ayudado por la tarjeta con las consignas que se encuentran en el Baúl de Materiales Nº 1. Después que han terminado con esta actividad, el animador invita a compartir en grupos de dos o tres personas el trabajo realizado.

 

 

MATERIALES

 TARJETA CON CONSIGNAS SOBRE “NUESTROS CANSANCIOS”.

¿QUÉ ME

PROVOCÓ…?

GRUPOS Y ÁMBITOS DE REFERENCIA

Familia

Amigos

Escuela

Trabajo

Comunidad

Ciudad

Provincia

País

… dolor

… bronca

… desilusión

… impotencia

 

 

 

 

 

 

 

 

Baúl Nº 2 FRAGMENTOS DE LA CARTA AL PUEBLO DE DIOS

 

Lectura y meditación breve del texto: Mt 11,28.

Luego de unos breves minutos de oración personal, y encomendarnos a María, nos diriginos hacia el monte en un ambiente de recogimiento (o puede ser algún parque o área verde de casa…para nuestras jóvenes es especialmente cercano al corazón los caminos y las veredas verdes pues muchas son de ranchos o comunidades en las cuales tienen que caminar largas jornadas)

 

Llegada y descanso.

 

Continuación del tema la esperanza: la línea de mi vida

 Recursos: cuaderno, pluma, Biblia. Si hay, un pizarrón…si no hay, fotocopiar los “tiempos griegos”

 Muchos de nosotros/as, al llegar el fin de año, hacemos una evaluación del mismo; y lo que podemos encontrar es que, cada uno/a de nosotros/as sufrió decepciones, traiciones. Le fallamos al Señor, cometimos grandes errores de los cuales ahora nos lamentamos; algunos nos sentimos culpables.

Repetimos constantemente lo mismo: “ojala esto nunca hubiera pasado”; y todo esto, debido a que estamos pegados al pasado.

Dios viene a nuestro corazón a diario para reiniciar nuestras vidas.

Este es un tiempo para levantar y derribar, para definir y redefinir cosas, relaciones, situaciones, y expandirnos a lo que está delante. Quita toda nubosidad de confusión, dolor, e incredulidad en tu vida y camina en claridad no solo en tus pensamientos, sino en cada área de tu vida.

El Creador del Universo te dice hoy:

“Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados”. (ISAÍAS 43:18-19).

Dios está haciendo algo nuevo en tu vida. LO QUE DIOS QUIERE HACER

CONTIGO ES ALGO FRESCO Y TOTALMENTE DIFERENTE!!!

HE AQUI QUE YO HAGO COSA NUEVA; Y PRONTO SALDRA A LA LUZ!!!

Algunos han entrado en el laboratorio de Dios…y el resultado será maravilloso, pues te convertirás en la manifestación de Dios sobre la tierra.

A MODO DE CATEQUESIS

Quiero hacerte la pregunta. ¿Has pasado por algunos desiertos en el año 2013?, momentos tal vez de sequía, momentos de tristeza puede ser, de pérdida. Servimos a un Dios que tiene el poder de hacer todas las cosas nuevas. De hacer brotar fuentes de agua en el desierto, nuevas plantas, animales, nueva vida donde había muerte.

Dios hace todas las cosas nuevas. Pero hay una pregunta. No había todo que llegó a tener vida, el río no pudo fluir en todos lados porque había también lugares estancados. ¿Cuántos conocemos lugares estancados como pantanos?

Dios tiene una pregunta para nosotros/as en este tiempo hermoso de preparación a

la Navidad: ¿Tu quieres ser un manantial o un pantano, una laguna, un ramo seco? ¿Saben qué? Si somos honestos/as, todos/as tenemos lugares estancados en nuestras vidas, zonas muertas. Si somos honestos/as todos/as tenemos lugares en nuestra vida que no están fluyendo, que no están creciendo, que no hay vida y en su lugar, hay actos y actitudes que nos dañan. Dios nos reta hoy a que nos metamos en la vida que crece, que se reinicia, porque Dios hace todas las cosas nuevas, porque la misericordia de Dios es nueva cada día. ¿Sabes qué? Yo no sé qué tuviste que pasar en este año que casi termina, pero sé que la misericordia de Dios estaba contigo. Esa misericordia es nueva. Esta misericordia está aquí para ti hoy en lo que sea que estés viviendo y pasando.

Dios dice: “Yo te amo y estoy contigo y sea lo que sea, Yo voy a estar ahí, puedes contar con eso”.

Los israelitas vivían del pan del cielo cuando vagaban en el desierto.

El pueblo de Israel cada mañana tenía que recoger nuevo pan, y comer nuevo pan. Dios tiene pan nuevo para nosotros/as cada día, amor nuevo, cada día. Pero nos toca a nosotros/as recibirlo, nos toca a nosotros/as entrar en las nuevas cosas que Dios tiene.

Nuestro Dios hace todas las cosas nuevas.

Hay tres tipos de tiempo en el idioma griego, y son:

§“Kronos”: el tiempo establecido para vivir.

§“Kairós”: El tiempo específico de Dios para llevar a cabo algo; oportunidad de Dios.

§Pleroma”: es cuando Dios lo lleva a cabo.

¿Por qué no se ha dado la oportunidad de que Dios comience algo nuevo en tu vida en este tiempo?

Hay ciertas condiciones para que el tiempo “kairos” de Dios se cumpla en tu vida, según lo que ha prometido.

·No vivir recordando el pasado: Si seguimos recordando el pasado, Él no podrá reiniciar tu vida

·No traer a la memoria las cosas que pertenecen al pasado:

Hagamos todo lo posible por enfocarnos en el futuro y no en el pasado.

“no se acuerden de las cosas pasadas, ni traigan a memoria las cosas antiguas”.

Isaías

43:18.

·Entresacar lo bueno de lo malo que haya pasado:

Hay algo precioso que Dios hizo en tu vida en el tiempo difícil.

Aprende a destacar lo bueno de lo malo. por tanto, así dijo el

Señor: “Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí  estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos”. Jeremías 15:19. ¿Cuál es la promesa si haces esto?

¡DIOS HARA ALGO NUEVO!

“He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conocerán? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”    Isaías 43:19

TRABAJO PERSONAL EN SUS CUADERNOS:

¿QUÉ DE BUENO PUEDO SACAR DE MIS CANSANCIOS, DE LAS SITUACIONES DOLOROSAS QUE HE VIVIDO?

En el compartir, si alguna lo desea, puede hacerlo a su gusto y manera, si no, sólo se responde a una pregunta: ¿de qué se dieron cuenta? ¿cómo se sienten?

Finalizamos este primer rato con esta súplica, primero en silencio y subrayamos aquello que más  llame la atención. Leemos juntas y luego vamos leyendo algunas, lo que subrayamos. Terminamos con el Padre Nuestro.

SUPLICA EN EL CANSANCIO

Madre, vengo del tumulto de la vida. El cansancio
me invade todo el cuerpo y sobre todo el alma.
Es tan difícil aceptar con paz todo lo que sucede
alrededor de uno durante una jornada de trabajo
y lucha… Las cosas en las que habíamos depositado

tanta ilusión, decepcionan. Las personas a
las que queremos entregar bondad. nos rechazan.
Y aquellas otras a las que acudimos en una

necesidad, intentan sacar provecho.

Por eso vengo a Ti, oh Madre, porque dentro de
mí camina un niño inseguro. Pero junto a Ti me
siento fuerte y confiado. Sólo el pensar que tengo
una madre como Tú, me da ánimo. Me siento
apoyado en tu brazo y guiado por tu mano. De
esta manera puedo, con tranquilidad, retomar el
camino.


Renuévame por completo para que consiga ver
lo hermoso de la vida. Levántame para que

pueda caminar sin miedo. Dame tu mano para que
acierte siempre con mi camino. Dame tu bendición,

 para que mi presencia sea, en medio del
mundo, un signo de tu bendición. Amén.

 

Ignacio Larrañaga

La Biblia dice Que quien está en Cristo, es una nueva creación. Las cosas viejas han pasado y ahora todas son hechas nuevas. Somos nacidos /as de nuevo, reiniciados/as. Cuando recibimos a Jesús, El nos da un nuevo corazón. La Biblia dice que El quita ese corazón de piedra y pone un corazón nuevo de carne.

Dios promete poner una nueva canción en tu boca. El salmista dice “pacientemente esperé al Señor y El se acercó a mí y me sacó del lodo cenagoso, ese pantano en el cual estaba estancado, me levantó y puso mis pies sobre la piedra y puso una nueva canción en mi boca, una canción de alabanza para mi Señor, y yo voy a cantar para El.”

El pone una nueva canción en mi corazón en la cual me invita a soñar un tiempo nuevo para mi y para nuestro mundo.

Cada miembro del grupo escriba una canción, le pone música y la canta. (Espacio para escribir una propia canción).  Creación grupal, y compartir. –si alguna desea, puede compartir algo de la propia.

La Biblia dice que vendrá el día en el cual Dios hará una nueva tierra y un nuevo cielo, todo será nuevo y para esto cuenta contigo. El mundo en el cual vivimos va a cambiar ya está cambiando. Los árboles van a ser de un verdor más brillante. El agua va a ser limpia y cristalina como nuestras playas del Caribe, pero aún mejor, y vamos a tener un nuevo cuerpo. Eso es lo que Dios va a hacer por nosotros/as, una nueva ropa de gloria y Dios está ahora en el proceso de comenzar esa transición en este mismo momento. La pregunta clave es, ¿estamos dispuestos/as nosotros/as a trabajar para lograr el cambio que Dios quiere en nuestras vidas? Dios siempre está cambiando y moviéndose, pero nosotros/as tenemos que movernos al mismo paso con El y permitir que ese cambio ocurra en nuestras vidas. Y favorecer cambios radicales en nuestro entorno familiar y social.

Gracias por tantos brotes de esperanza

Gracias, porque agarrados/as de tus manos algo nuevo va a pasar en el mundo y el mensaje de Belén traerá paz y amor.

TEMA 2.

EL ADVIENTO

Este tema es una catequesis sobre el sentido del Adviento, como camino de preparación para la Navidad: su sentido y la necesidad de cambio espiritual que implica reiniciar la vida es tarea esencial del Adviento.

Tiempo de Adviento

La palabra adviento significa advenimiento. Es un término cristiano de origen pagano. En la Roma pre-cristiana se llamaba adviento a la venida anual de la divinidad a su templo, para visitar a sus fieles. La estatua del dios se suponía que permanecía entre los suyos, mientras duraba la solemnidad.

También en la etiqueta de la Corte Romana pagana, se llamaba adviento a la primera visita oficial que un personaje importante hacía a su pueblo al entrar en funciones o tomar posesión de su cargo. Esa entrada triunfal se llamaba adviento. Así Adviento pasó a designar la espera de la venida de Cristo a la humanidad (Navidad) y su advenimiento glorioso, que coronará su obra redentora, al final del mundo (la parusia).

En la historia de la Liturgia, el Adviento manifiesta la necesidad de una preparación ascética a la Navidad. Son cuatro semanas que servía para instruir a los que se preparaban al Bautismo, que se administraba en la fiesta de la Epifanía. El adviento es como una cuaresma para la Navidad. Es un tiempo de espera gozosa del nacimiento del Salvador, orientando a los/as cristianos/as a fijarse en el retorno glorioso del Señor al final de los tiempos.

El adviento se cifra en el equilibrio entre la preparación ascética y penitencial a la fiesta de la Navidad y la espera, gozosa del retorno del Señor al fin de los tiempos. Una combinación entre sacrificio y alegría.

La verdadera pedagogía del Adviento requiere también que no se descuide su ley interna de camino, es decir, mantener ese dinamismo espiritual en tensión ascendente hacia la Navidad.

Durante el tiempo de Adviento en la Liturgia se recuerda a la Virgen María.

En honor a ella celebramos también la fiesta de la Inmaculada Concepción(8 de diciembre) y Nuestra Señora de Guadalupe(12 de diciembre); consideramos así el inefable amor con que la Virgen María esperó a su Hijo, y nos sentimos animados a tomarla como modelo y a prepararnos vigilantes en la oración y jubilosos/asen la alabanza, para salir al encuentro del Salvador que viene.

El color de las vestiduras sagradas, en Adviento, es el morado. La música y los adornos del altar solo son usados con la moderación que conviene a este tiempo, sin adelantarse a la plena alegría en la Navidad.

MOTIVACIÓN

Adviento nos evoca un camino, tiempo nuevo, días de esperanza.

Cuando suena la campana de este tiempo, tan especialmente esperado y añorado, sus ecos anuncian días de camino y preparación para algo grande y decisivo: el encuentro de Dios con la humanidad, por el misterio insondable de su encarnación, de su venida al mundo, en aquel lugar concreto de la tierra llamado Belén.

De camino vamos y en camino nos ponemos, para buscar la luz y un poco más de esperanza para este mundo nuestro en el que vivimos, gozamos y también gemimos y luchamos. Él, el Verbo que se hace carne, se dispone a venir y nosotros/as, sus creyentes, nos disponemos también a ir, a salir para buscar el encuentro con el salvador.

Es Adviento nuevo y tiempo nuevo. Estos días, los días del año y Adviento de 2010, como todos los de los demás años, son únicos e irrepetibles. Es decir, nos disponemos a vivir y recorrer una experiencia única, la experiencia concreta de este año concreto e irrepetible. Porque todo es así: irrepetible y ALGO NUEVO VA A PASAR.

BUENA NOTICIA

Del Evangelio de

Marcos 1, 1-8

1Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 2 Como está Escrito en el profeta Isaías: Mira, yo envío a mi mensajero delante de ti para que prepare tu camino. 3 Una voz grita en el desierto: Prepárenle el camino al Señor, allanen sus senderos, 4 apareció Juan bautizando en el desierto, proclamando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados. 5 Acudía a él gente de toda la región de Judea y todos los de Jerusalén, confesaban sus pecados y él los bautiza en el Jordán. 6 Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. 7 Y proclamaba: -Detrás de mí viene el que es más fuerte que yo, y yo no soy digno de desatarle, agachándome, la correa de sus sandalias. 8 Yo les he bautizado con agua, pero él les bautizará con Espíritu Santo.

PARA COMPARTIR

-¿Qué significa preparar el camino?

-¿Cuáles actitudes nos exige?

-¿Estamos en camino?

-¿Qué hay que REINICIAR en Adviento?

CANCION

(Leer y comentar las letras de esta canción de Joan Manuel Serrat) o…”ten calma” de Martin Valverde. Ambas pistas, anexadas en los materiales.

Todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar. Nunca perseguí la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi canción.

Yo amo a los mundos sutiles ingrávidos y gentiles como pompas de jabón

Me gusta verlos pintarse de sol y grana al volar bajo el cielo azul temblar súbitamente y quebrarse.

Nunca perseguí la gloria. . .

“Caminante son solo tus huellas el camino y nada más, caminante no hay camino, se hace camino al andar.

Al andar se hace camino y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino, sino estelas en la mar”

Hace algún tiempo en este lugar donde hoy los bosques se visten de espinos se oyó la voz de un poeta gritar caminante no hay camino, se hace camino al andar golpe a golpe, verso a verso..

 

Murió el poeta lejos de su hogar, lo cubre el polvo de un país vecino, y al alejarse lo vieron llorar caminante no hay camino, se hace camino al andar golpe a golpe, verso a verso.

Cuando el jilguero no quiere cantar, cuando el poeta es un peregrino, cuando de nada nos sirve rezar caminante no hay camino, se hace camino al andar golpe a golpe, verso a verso, golpe a golpe, verso a verso, golpe a golpe, verso a verso

TRABAJO INDIVIDUAL

Cada uno, traza en el espacio en blanco más abajo una línea horizontal de 0 a 18/19/20años (de acuerdo a la edad que tengas)

Ej: ________

……1 2 3…..

-Señala en ella con puntos Azules los momentos importantes y más felices de tu vida, anotándolos aproximadamente al lado de la edad en la que los viviste.

-Con cruces Rojas destaca los aspectos desagradables que recuerdes, aunque sean pocos. Sintetizar brevemente.

-Con una Línea que corta, las personas que se han cruzado por nuestra vida y que la han marcado de alguna manera.

EN GRUPO

Se comparte lo trabajado. Luego, el Grupo dibuja un Camino con obstáculos y cosas bellas.

RECURSOS NECESARIOS PARA ESTA PARTE: Letra de canción, si la escuchamos: música y grabadora con pilas (si estamos en el cerro). Pliegos de papel, marcadores de colores.

BREVE ILUMINACION

El Adviento es como un camino. Inicia en un momento del año, avanza por etapas progresivas, se dirige a una meta. Llega la invitación a ponernos en marcha. ¿Quién invita? ¿Desde dónde iniciamos a caminar? ¿Hacia qué meta hemos de dirigir nuestros pasos?

La invitación llega desde muy lejos. La historia humana comenzó a partir de un acto de amor divino: “Hagamos al hombre”. El amor daba inicio a la vida.

Ese acto magnífico se vio turbado por la respuesta humana, por un pecado que significó una tragedia cósmica. Dios, a pesar de todo, no interrumpió su Amor apasionado y fiel. Prometió que vendría el Mesías.

La humanidad entera fue invitada a la espera. El Pueblo escogido, el Israel de Dios, recibió nuevos avisos, oteó que el Mesías llegaría en algún momento de la historia. El pasar de los siglos no apagó la esperanza. El Señor iba a cumplir, pronto, su promesa. Esa invitación llega ahora a mi vida. También yo espero REINICIAR

mi vida. También yo necesito sentir el Amor divino que me acompaña en la hora de la prueba. También yo escucho una voz profunda que me pide dejar el egoísmo para dedicarme a servir a mis hermanos/as.

¿Desde dónde comienzo este camino? Quizá desde la tibieza de un cristianismo apagado y pobre. Quizá desde odios profundos hacia quien me hizo daño. Quizá desde pasiones innobles que me llevan a caer continuamente en el pecado. Quizá desde la tristeza por ver tan poco amor y tantas promesas fracasadas.

La voz vuelve a llamar. En el desierto del mundo, en la soledad de la multitud urbana, en la calma de la noche invadida por los ruidos, en las risas de una fiesta sin sentido… La voz pide, suplica, espera que dé un primer paso, que abra el Evangelio, que escuche la voz de Juan el Bautista, que abandone injusticias y perezas, que mire hacia delante. El Salvador llega. Juan lo anuncia. La voz que suena en el desierto llega hasta nosotros/as: “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y crean en el Evangelio” (Mc 1,15-16).

ORACION

Gracias, Señor,

porque me invitas a allanar los senderos, a preparar el camino para que vengas.

Gracias, Señor, porque quieres contar conmigo.

Gracias, Señor, porque quieres entrar en mi casa y hacer de ella una morada nueva.

Gracias, Señor, porque te acuerdas de nosotros/as y de mí, y te pones en el camino por el que yo voy caminando, para que te encuentre porque Tú me has encontrado. Gracias, Señor porque vienes, y porque estás, y  porque estarás, Gracias, Señor

 

SEMBRANDO SEMILLAS NUEVAS.

Esta es la parte final del retiro y es importante que las jóvenes sepan y sientan que Jesús va a estar en todo momento con ellas, caminando a su lado, pues son amadas. En los cambios y “reparaciones” (la “reforma de vida”) no se trata de presionarlas sino de alentarlas a que en Cristo, sus vidas sean mejores de lo que ya son. Se reparte esta hoja y luego de comentarla, se les indica que ellas hagan su personal escrito de reparaciones.

REPARACIONES

Repara el mal que hiciste esparciendo el bien en tu propio ambiente.
Da a quien le quitaste.

Complace a quien disgustaste.

Alaba a quien criticaste.

Habla bien de quien levantaste calumnias.

Cura a quien heriste.

Salva a quien destruiste.

Da vida a quien mataste.

Sólo la reparación del mal puede sanarlo.

Sólo la subida puede equilibrar la bajada.
Sólo el amor puede anular el odio.
Sólo el hacer el bien puede reparar el haber hecho el mal.

 

 

Esa lista de “reparaciones” puede enterrarla en una macetita, junto con alguna semilla a fin de que, vaya creciendo y siendo como un símbolo y recuerdo de sus compromisos. Puede llevarse en el ofertorio de la Eucaristía.

En esta parte del retiro, pueden acercarse al sacramento de la reconciliación. Y se culmina con la Eucaristía.

Noticias de nuestras hermanas de Filipinas

Queridas hermanas:

Nos hemos comunicado con H.Myrna del Noviciado de Filipinas y nos dice que a las hermanas de Cebu, donde tubo su epicentro el terremoto, nos le ha ocurrido nada. La casa sólo tiene algunas grietas a causa del movimiento telúrico, pero como tiene buenos cimientos no ha pasado nada más. Lo mismo a la casa de retiro que ellas administran. Sin embargo las familias de H.Melchora y H.Lidia sí han sufrido pérdida de sus casas.

Seguimos encomendando a ese pueblo que está sufriendo a causa de este desastre.

BODAS DE ORO HNA CECILIA

boda ceciMuy queridas Hermanas:
Mi corazón está lleno de gozo y agradecimiento a Dios por el llamado que me hizo hace 50 años a pertenecer a las Religiosas de María Inmaculada.

Deseo compartir con ustedes este día, para juntas agradecer a Dios el Don de mi Vocación y todo lo me ha regalado a lo largo de estos años. Las espero el día 19 de Octubre a la 1:00 p.m. en la Eucaristía.
Me encomiendo a sus oraciones de manera especial para que el Señor me siga dando las gracias necesarias para ayudar a cada joven que pone en mí camino.

Su Hermana Cecilia Miramontes
“Demos gracias a Dios por todo”
Sta. Vicenta María