Encuentro Juvenil Vicenta María – Esquema trabajo

Les envíamos el esquema de trabajo y distribución de actividades del EJVM para que podamos estar unidas a nuestras jóvenes que se encuentran reunidas en Guanajuato.

 

Objetivo: Favorecer que la joven viva el encuentro con Cristo, y sea testimonio alegre del evangelio al estilo de Vicenta María.

Lema: Ven, caminemos juntos.

HORA ACTIVIDAD
VIERNES  
5:00 Llegada, inscripción, acomodo

Ficha de inscripción y evaluación

6:30 Bienvenida y apertura

(Rondalla y sketch)

 

8:00 Cena
9:00 Ambientación/velada cristiana
7:00 Levantarse
7:30 Oración. Alabanza/abrirse a la gracia. Entregar la mochila
8:00 Desayuno
9:15 Ambientación
9:45 Experiencia humana:

¿Cómo vienes?

Quitar impedimentos, abrirse al Espíritu

¿Qué traes entre manos o en tu mochila?

Traes lo necesario para este viaje… ¿Qué te sobre o que puedes añadir a ella…?

10:45 Compartir la experiencia espontáneamente
11:00 Descanso
11:15 1°Charla: Encontrar-te con Jesucristo
12:00 1°Tú ¿Qué estas dispuesta a dejar para encontrarte con Jesús?

Que te impide encontrarte con Jesús en tu vida

Trabajo personal, después por grupos hacen la mochila más adecuada para encontrarse con Jesús en este encuentro

12: 45 Plenario
1:30 Comida
3:00 Ambientación
3:30 Eucaristía
4:45 Tema: Testigos de la alegría.

La alegría de vivir el Evangelio:

  • ¿Cómo puedo vivir el evangelio?
  • ¿Cómo Vicenta María vivió el evangelio?
   
5:45 Descanso/ambientación
6:00 Debate: El testimonio de los jóvenes
8:00 Cena
9:00 Oración de compromiso con el Santísimo
10:00 Dormir

 

 

DOMINGO  
5:30 Salida para autobuses para bajar el cerro
6:00 Peregrinación- caminata: La invitación es hacer un recorrido de fe hacia el cerro del Cubilete, motivado a encontrarse con Jesús a lo largo del camino, con las luces y sombras que se encuentran en el día a día con él y reflexionar para ir quitando impedimentos para un encuentro más real con El.
9:00 Eucaristía de Clausura y acción de gracias
10:00 Desayuno
11:00 Aseo personal y recogida
11:30 Salida a tour por Guanajuato) vamos  a tratar de que todos los jóvenes puedan hacer este recorrido y de arreglar un tour guiado.

 

Anuncios

Caminar con María…

DIA 31 MARÍA; FLOR DE FLORES

1. Saludo Hoy, con este pensamiento, clausuramos el mes de mayo dedicado a la Virgen María. Todo, en estas semanas atravesadas por la Pascua, nos ha hablado de Ella. Mejor dicho, con María, hemos vivido más intensamente y con más fervor la alegría del Señor Resucitado. El orgullo y la satisfacción de María, es precisamente que vivamos con hondura la Pascua de Jesús, su Hijo. Entre todas las flores que hemos recogido del jardín de mayo, María, es sin duda la mejor y la más valiosa:

*Las flores se marchitan, María permanece siempre viva.

*Las flores cambian de color, María siempre es la misma

*Las flores crecen según y en donde, María surge en todas latitudes

*Las flores se regalan según y a quién, María se ofrece a todos sin distinción.

*Las flores esconden espinas, María es la delicadeza personificada

*Las flores a veces esconden falsos secretos, María es un cheque en blanco para Dios

Ciertamente, María, es la flor de las flores. ¡Por algo, Dios, la quiso para El! Muchos símbolos hemos ofrecido en este mes a María. Otros tantos cantos hemos entonado en su honor. Multitud de sentimientos han brotado desde lo más hondo de nuestras entrañas. ¿Qué le podemos ofrecer en este último día? ¿Qué podemos dejar, delante de Santa María, que sea original y nuevo a la vez? No lo dudemos. Nos ofrezcamos nosotros. Hoy, en este último día de mayo, María se siente agasajada con los nombres y apellidos de todos y cada uno de nosotros. Con nuestras grandezas y pobrezas, riquezas y miserias, virtudes y defectos.

Un devoto se acercó a María y le preguntó; ¿qué puedo darte, María, que no tengas? Una voz le susurró: hace tiempo que espero que me des tu corazón. Que la mejor ofrenda, en estas últimas horas de mayo, sea precisamente nuestra propia existencia. Nuestro propósito de seguir adelante conociendo la vida de Jesús y viviendo según su Palabra. Y, eso, no es una flor fácil de comprar ni de cortar: nace, crece y se conquista con sacrificio, verdad, oración, luchas y santa terquedad en la gran floristería que se llama: FE EN DIOS.

Que la alegría que sintió, Santa Isabel, al recibir a María, la sintamos nosotros también en estos momentos. Lo hacemos, como no podía ser de otra manera, simbolizándolo en esta gran cesta con flores distintas.

2. ORACIÓN

Mi madre y mis hermanos (anónimo)

Mi madre y mis hermanos son aquellos que se dejan atrapar por mi Palabra, los que la escuchan sin querer acomodarla los que la viven con el amor primero. Son aquellos que todo lo han dejado y caminan en libertad por mi camino, los que ponen en mis manos su destino y me siguen aunque esté crucificado. Son aquellos que no se escandalizan cuando propongo con franqueza mi doctrina porque viven la verdad que la ilumina y en el fuego de mi Palabra se bautizan. Son aquellos que muestran con sus obras la confianza y la fe con la que viven los discípulos que el Espíritu me piden y viven en su soplo que enamora. Los que viven del Amor la profecía y me siguen paso a paso en todo tiempo los que han dejado las quejas y lamentos pues mi presencia los llena de alegría. Son aquellos de la fiesta anticipada, del Reino prometido ya presente, los que se van transfigurando lentamente porque viven una vida iluminada. Son aquellos que se entregan sin reserva y experimentan del Amor su providencia los que lavan en mi fuente su conciencia y en la pureza de mi Palabra se conservan.

Mi madre y mis hermanos son aquellos que se entregan al Amor sin condiciones que del Espíritu siguen sus mociones y al Padre adoran con culto verdadero. Los que renuevan en el agua del Bautismo la vida que renace a vida nueva, aquellos que en la lucha no se entregan porque viven su fe con heroísmo. Los que viven la vida en la esperanza de que se cumplan las cosas prometidas, los que reciben la gracias concedidas como anticipo de la gloria en alabanza.

Pues mi madre y hermanos son aquellos que el Padre en su Amor me ha regalado las primicias de un pueblo consagrado que refleja, de su gloria, los destellos. Ave María y canto

Encuentro Juvenil Vicenta María

Ya desde anoche grupos de jóvenes de las diversas casas de la Provincia han comenzado su peregrinar al Santuario de Cristo Rey para encontrarse hoy a las 5 pm en este santuario. Nos unimos en oración por el fruto de este encuentro. En la imagen vemos a nuestra Superiora Provincial H.Ma.Blanca Herrera que junto con H.Rosa Ma. acompañan al grupo que salió de la casa provincial. De esta casa también acompañan al grupo las Sra.Blanca Sánchez, presidenta del MOLAVIM a nivel provincial y Bertha Vázquez  presidenta local. Ellas irán a apoyar a las hermanas.

 

2014-05-29 18.14.36

 

2014-05-29 18.14.56

 

 

 

 

 

Caminar con María…

 

DIA 30

MARÍA; MADRE DE CRISTO

 

1. Saludo

En este penúltimo día del mes de mayo, vemos a María en una de las imágenes que más nos gustan: Madre de Jesús.

Poco nos dicen los evangelios sobre ella. Pero, en lo poco, sabemos que Ella fue la Madre de Jesús. La mejor madre que un hijo pueda tener.

-Si es para proteger a Jesús, no pone objeción alguna y marcha hacia Egipto.

-Si es para educar a Jesús, Nazaret será escuela, taller y hogar. En Nazaret, María y José, forjarán y tallarán la personalidad de Jesús. ¿No le hablaría también del mismo Dios?

-Si era, por dejar que se cumpliera lo designado por Dios, guardó (tal como nos lo cuenta el evangelio) y meditó todas las cosas en su corazón.

Sabía, que su concepción, había sido divina. Sabía que Jesús, aun siendo su hijo, no era corriente. Sabía que, Jesús, aun siendo carne de su carne, era Dios y hombre verdadero.

María, Madre de Jesús, es para nosotros maestra en la fe. Ella, en las cuestiones de cada día, nos habla como Madre, nos enseña como maestra y nos ilumina para que no perdamos de vista el camino, la verdad y la vida de Cristo.

En cierta ocasión, un marinero que estaba perdido en alta mar, gritó con voz potente: ¡MARIA!, y no recibía respuesta alguna. Ante el mar furioso y a punto de sucumbir, el marinero siguió gritando, ¡MARIA!, y entonces el eco le respondió: ¡JESÚS!

Y es que, María, sin referencia a Dios, a Jesús y al Espíritu, no sería nada. Demos gracias a Dios porque al finalizar este mes de mayo, y en el tiempo de la Pascua, sabemos que sin María no hubiera habido Belén, Calvario, Resurrección, Ascensión ni Pentecostés.

Simbolizando todo ello, queremos llevar hasta María la cruz de Cristo.

 

 

2. ORACIÓN

 

 

Si yo me olvido de Ti

Tú no te olvides de mí.

Si me alejo de regazo

Tú no te alejes de mí.

Si me despisto y no te rezo,

no dejes de hablarme.

María;

si te miro y olvido a Jesús

llévame hasta El.

Si no te miro y sólo miro a El

que, El, me lleve a Ti.

María;

haz un hueco en tu corazón y en tu alma

para que, junto con Jesús,

pueda habitar y crecer en esperanza.

María;

si me enfrío, llévame a tu encuentro

si me aparto, rescátame

si dudo, hazme reflexivo

si tropiezo, levántame.

María;

haz que nunca olvide

que tu grandeza y tu belleza

fue el dejarte moldear por Dios.

Amén.

 

 

 

 

 

Rezar un  Ave María

Caminar con María…

DIA 29

MARÍA; MADRE DE DIOS

 

1. Saludo

Acabando este mes de mayo, y dentro de no muchos días la Pascua, contemplamos a María como a la Madre de Dios.

Cantamos el nombre de Aquella que, por ser Madre de Aquel que es Dios, proclamamos que es Madre del mismo Dios.

Rezamos a su nombre porque, al pie de la cruz, Jesús nos la dejó como Madre. ¡Madre de Dios, y Madre nuestra!

Santa María, Madre de Dios. De este título emergen todos los demás. Y, por ello mismo, los cristianos le hemos elevado catedrales primorosas o sencillas ermitas. Por ser Madre de Dios, María, juega un papel importante en la historia de la salvación.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros. Por los que no estamos a la altura de las circunstancias; por los que te endiosamos y no te imitamos; por los que te llevan en sus hombros y olvidan tus virtudes.

Santa María, Madre de Dios, acógenos en este mes de mayo. Arrulla la cuna del corazón de todos tus hijos para que, en él, puedan nacer todos los días el Dios-Niño, el Dios-Hombre, el Dios-Salvador.

Santa María, Madre de Dios, haz que no te perdamos cuando las cosas nos vayan bien y, haz que no sólo volvamos nuestros ojos a ti, cuando la mala suerte apriete.

Representando la maternidad de María, queremos presentar ante Ella la imagen del Niño Jesús. Que nos ayude a descubrir la grandeza de María: ser morada para Dios humanado.

 

2. ORACIÓN

 

Hay una mujer que tiene algo de Dios

por la inmensidad de su amor,

y mucho de ángel

por la incansable solicitud de sus cuidados;

una mujer que siendo joven

tiene la reflexión de una anciana,

y en la vejez, trabaja con el vigor de la juventud;

una mujer que si es ignorante

descubre los secretos de la vida

con más acierto que un sabio,

y si es instruida, se acomoda

a la simplicidad de los niños;

una mujer que siendo pobre,

se satisface con la felicidad de los que ama,

y siendo rica, daría con gusto su tesoro

por no sufrir en su corazón

la herida de la ingratitud;

una mujer que siendo vigorosa

se estremece con el vagido de un niño,

y siendo débil,

se reviste a veces con la bravura del león;

una mujer que mientras vive

no la sabemos estimar,

por qué a su lado todos los dolores se olvidan,

pero después de muerta,

daríamos todo lo que somos

y todo lo que tenemos

por mirarla de nuevo un sólo instante,

por recibir de ella un sólo abrazo,

por escuchar un sólo acento de sus labios…
Esa mujer, en el cielo, tiene un nombre: MARIA

Y, lejos de morir, vive, habla, acaricia

y ayuda en el difícil camino de la vida.

(anónimo)

 

 

Rezar un Ave María.

Caminar con María…

DIA 28

MARÍA; MADRE DE LA IGLESIA

 

1. Saludo

Recientemente, unas encuestas en España, nos alertaban sobre la deserción de la iglesia,  de un alto porcentaje de jóvenes.

Ello, por supuesto, nos ha de servir para analizar el por qué de esa indiferencia (no de todos) ante la Iglesia. Pero, a la vez, nos ha de interpelar mucho más sobre la misión profética de la Iglesia en medio del mundo.

-Y es que, la realidad, nos invita a el “sálvese quien pueda”. La iglesia, nos recuerda que todos somos hermanos y que, por lo tanto, estamos para echarnos una mano.

-La sociedad del consumo, nos empuja a entender y conquistar una felicidad artificial basada en el tener. La iglesia, por el contrario, nos llama a ser ricos en el ser. A ser felices buscando otras razones más supremas y más elevadas.

-El mundo que nos toca vivir, nos arrastra a romper con instituciones que consideramos han sido y son válidas para el equilibrio de la sociedad (familia, etc). La iglesia, por el contrario, nos dice  eso nos lleva a una incertidumbre con grandes peligros en el horizonte.

No es extraño, por lo tanto, que los jóvenes a los cuales la sociedad educa, domina y hasta utiliza, vivan de espaldas o extraños a la iglesia que -por cierto- les acogió en el Bautismo para ser hijos de Dios.

Lo fácil, en estos momentos, es optar por el camino corto. Por la banda ancha. Por una vida que no me traiga complicaciones personales, materiales, espirituales o eclesiales.

Y, lo peligroso, sería que por hacer una iglesia más atrayente, diésemos aquello que el mundo pide, aquello que unos determinados jóvenes reclaman. ¿Sería coherente, por ejemplo, renunciar a lo que es esencial desde el Evangelio?

 

Esto no es nuevo. María, en propias carnes, vio como los amigos de su hijo -bastante jóvenes por cierto-, echaron a correr en los momentos de dolor. Contempló, posiblemente muy de cerca, la negación del que luego resultó ser el primer Papa. Se quedaría atónita, al saber que otro de sus amigos -Judas- lo vendió por 30 monedas de plata.

María, Madre de la Iglesia, intercede para que tu Iglesia pueda seguir avanzando en este nuevo milenio y pregonando con gozo y con humildad la presencia de Jesús muerto y resucitado.

Lo simbolizamos acercando hasta la imagen de María esta campana.

 

2. ORACIÓN

María, lámpara encendida

 

En ella se realizan
las promesas de nuestra salvación;
en Ella se refleja la belleza primera
con la que Dios concibió a la humanidad.

En Ella se cumple el misterio soberano
de la Encarnación que glorifica a Dios
y trae la paz a la tierra.

En Ella, el silencio profundo del alma perfecta y
abierta hacia el infinito, se transforma en amor,
en palabra, en vida, se hace Cristo.

En Ella, toda piedad, gentileza,
soberanía y poesía es viva;
en Ella el dolor se hace tan acerbo que
ningún otro corazón de madre puede igualarlo.

En Ella, tanto la fe como la esperanza,

la fortaleza y la bondad,

la humildad y la gracia

con esa estela de realismo y misterio

tienen expresiones sobrehumanas.
En Ella cual cirio encendido,
se irradia a Cristo y su Espíritu.

Rezar un Ave María

Caminar con María…

 

DIA 27

EL HOGAR DE MARÍA

 

1. Saludo

Hay un viejo dicho que dice lo siguiente: “hay que querer lo que se hace, y no hacer lo que se quiere”.

La Virgen tenía pensado un futuro. Un horizonte que, Dios a través del Ángel, se lo complicó de sobremanera.

Nazaret era su pueblo. Su pensamiento, y futuro esposo, José. Su sueño, como tantas personas de nuestro tiempo, formar un hogar.

La humildad de María, tal vez, fue la mejor rosa que floreció en aquel hogar. Dios, por aquello de que también le gusta lo bueno, se acercó a María. Atravesó el umbral de su hogar. Y puso, en medio de él, la semilla de la luz esperada desde siglos.

 

Dios, entra siempre así. En los corazones que no se resisten. En los hogares de las puertas abiertas. En las casas donde existe gente que le alaba, le bendice y le sirve con corazón sencillo.

 

Ciertamente, el hogar de José y de María, era una casa privilegiada. Cuando hay fe, una sola razón basta para creer. Cuando la fe es débil o sin trascendencia alguna, mil razones no bastan para fiarse.

El hogar de María era un semillero de fe y, por ello, una simple invitación del ángel, le bastó para abrirse sin reservas a Dios  y dejar que entrase en sus entrañas.

Contrasta, la apertura del hogar de María, con familias que nos decimos cristianas pero que, a duras penas, se nota -en palabras ni en gestos- que Dios es Alguien importante en nuestras vidas, en el amanecer cuando le damos gracias por el nuevo día, en la bendición de la mesa del mediodía o, incluso, cuando nos cuesta un esfuerzo el asistir como familia y en familia a la Eucaristía.

¿Cómo es la vida cristiana de nuestros hogares? ¿Rezamos o marginamos a Dios? ¿Confiamos en Dios o, solamente le recordamos en los momentos de prueba?

Ofrezcamos, ante la Virgen María, este ladrillo. Quiere simbolizar nuestro deseo de edificar familias en el Espíritu de Dios, con las líneas maestras del Evangelio y con la orientación de la Iglesia a la cual pertenecemos.

 

2. ORACIÓN

 

 

Quiero, Virgen María,

un hogar cálido como el tuyo

para que Dios no pase de largo.

Quiero, Virgen María,

un hogar sin puertas como el tuyo,

para que el Ángel entre sin dificultades.

Quiero, Virgen María,

un hogar sin techo,

para que, aún durmiendo,

pueda contemplar la inmensidad del cielo.

Quiero, Virgen María,

un hogar sencillo y con maderos

para que, ni la vida ni los problemas,

me alejen del espíritu de aquel esposo carpintero.

Quiero, Virgen María,

un hogar con veleta apuntando hacia Dios

un hogar con pozo de agua fresca

un hogar con alma sencilla

un hogar donde, cuando Jesús entre,

encuentre siempre la mesa puesta y el corazón dispuesto.

Quiero, Virgen María,

un hogar con paredes blancas y corazones fuertes

un hogar con fuego vivo y sábanas blancas

un hogar, donde el Evangelio,

sea escuchado, seguido y proclamado.

Así, Virgen María,

quiero que sea mi hogar.

Amén

 

 

Caminar con María…

DIA 26

EL SILENCIO DE MARÍA

 

1. Saludo

Bienvenidos, un día más, a este encuentro con María.

Caminaban padre e hijo cuando, en una calle, le preguntó al pequeño: Además de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más? El niño agudizó sus oídos y, segundos más tarde, le contestó: escucho el ruido de una carreta. Eso es -dijo el padre-. Es una carreta vacía. El hijo, sorprendido,  preguntó: ¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la vemos? El padre le salió al paso diciéndole: Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía. Cuanto más vacía está, mayor es el ruido que hace.

María fue una de esas mujeres que nunca interrumpió los planes de Dios. Sus palabras, recogidas en el Evangelio, es muestra del gran contenido de su persona. No presumió de nada. Su grandeza fue el ser pobre. Su gloria el cumplir la voluntad del Padre.

María, no hizo ruido. Pasó como de puntillas por el mundo para que cumpliera el plan de salvación. Se acercó, estoy seguro, a la Palabra que iluminaba todo el Antiguo Testamento. Meditó, en lo más hondo de sus entrañas, los gestos, las indicaciones y hasta los “desaires” que le pudo dar Jesús.

En un mundo donde hay una sobreabundancia de decibelios, la Virgen María, nos invita a escoger caminos que nos conduzcan hacia la pan interna; a oasis de calma y de reflexión; al encuentro personal y comunitario con Cristo.

Si el silencio es el lugar donde Dios habla, a la fuerza María, procuraría en más de una ocasión, conquistar esos espacios de sosiego, que fuesen garantía y facilitasen masticar, saborear, pensar y disfrutar con las cosas de Dios y del Espíritu.

Ante ella, y porque en muchas ocasiones hacemos demasiado ruido, sin llevar contenido, ofrecemos una bandeja de arena, simbolizando la necesidad de quietud y reflexión.

 

 

2. ORACIÓN

 

 

Nunca, María,  una mujer como Tú

sin decir nada, dijo tanto.

Vale más, tu actitud de escucha,

que mil palabras.

Hablan más tus obras

que un libro de multitud de páginas.

Nunca, María, nadie como Tú

dijo tanto en tan poco espacio de tiempo.

Con un ¡Si!, comenzó Dios a hacerse grande en tu seno

Con un ¡Sí!, germinó Jesús en tus entrañas

Con un ¡Sí!, Belén preparó humilde morada al Niño

Sí, María;

tus hechos fueron más elocuentes que tus dichos.

Tu sencillez más certera que tus palabras

Tu silencio el secreto más profundo

de tus galanteos con el Espíritu.

Si, María;

enséñanos el difícil arte

de decir poco y hacer mucho.

Sí, María;

enséñanos a ahorrar palabras

y regalarnos en gestos.

Si, María;

enséñanos a construir la escuela del silencio

el aula de la paz y de la mansedumbre

el desierto de la calma y el misterio

el oasis donde Dios, de forma determinante,

habla para quien lo busca.

Amén.

 

 

 

Rezar un Ave María

La familia de Sta Vicenta María en México se vistió de fiesta

En esta comunidad provincial celebramos la fiesta de nuestra fundadora comenzando ayer con las Vísperas Solemnes y para las chicas se organizó un Rally para dar a conocer más la vida de la Santa. Comieron en el patio y hasta pasada la medianoche conviviendo.

Por la mañana la comunidad preparó una oración especialmente para introducir a Susana Rivera en la experiencia que vivirá…

Luego al mediodía nos reunimos en el Hall, colegialas mayores, jóvenes de fin de semana, alumnos de la academia dominical, MOLAVIM y religiosas para cantar las mañanitas y hacer una ofrenda floral a la Santa. A la 1 pm tuvimos la Eucaristía a la que participaron más de 100 personas. Fué concelebrada por dos sacerdotes jesuítas.

Pasamos después al salón dónde se les sirvió la comida y dos grupos folkloricos nos deleitaron con sus bailes.2014-05-24 23.52.342014-05-24 19.53.252014-05-24 23.54.432014-05-24 23.57.122014-05-25 02.10.172014-05-25 02.13.442014-05-25 02.21.18