Damos gracias a Dios por todo…

Porque la Providencia de Dios no nos deja. Nuestras hermanas de Monterrey después de haber vivido tantos momentos de tensión, recibieron casi inmediatamente la ayuda de vecinos, feligreses de la parroquia que se hicieron presentes ayudándolas a reparar el portón. El gerente del Club Deportivo que está a un lado también les prometió que ellos repararían la barda que se había caído. Y muchas personas se han hecho presentes llevándoles articulos de limpieza y otros enseseres.

Por eso repetimos una vez mas; “damos gracias a Dios por todo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s