Hora Santa sobre la Caridad Fraterna

Introducción

Inicia este encuentro con Dios dejando todo lo que te preocupa y dispón todo tu ser para estar solo con tu Señor, ponte en su presencia, con todo lo que vives en estos momentos de tu vida y pídele a El que te regale su Espíritu.

Canto de exposición pueden ser:

  • Espíritu de Dios, llena mi vida
  • El Espíritu del Señor
  • Espíritu de Dios (de Ma. Ángeles)

Textos bíblicos:

Mt. 18,15-17  “…Si tu hermano te ofende, házselo ver…”

1 Jn. 2,9-11  “…quien ama a su hermano permanece en el amor…”

Rom. 12, 1-10 “…como buenos hermanos sed cariñosos unos con otros…”

1 Cor. 13, 1-13 “…si no tengo amor nada soy…”

Momento de silencio y reflexión…

Con el deseo de hacer vida el sueño de Santa Vicenta María de vivir la Caridad fraterna sin cuyo fundamento  no se levantará el edificio de nuestro Instituto,  podemos orar con alguno de estos textos

Const. No. 47, 49, 50, 55

Directorio No. 19

Doc. Cap. 99 pag. 20-24

Doc. 2012 pag. 35-38

Canto:

Himno a la caridad de Sta. Vicenta María

Después de orar con estos textos nos podemos preguntar de manera personal:

  • ¿Qué sentimientos van brotando en mí?
  • ¿Qué te dice el Señor?
  • ¿A qué te sientes llamada?
  • ¿A qué te compromete esta Lectura?

Dios cuenta contigo para seguir plasmando su imagen de amor, caridad, misericordia, en todas las personas y en toda actividad que realicemos.

ORACIÓN POR LA COMUNIDAD

Padre,

Hoy quiero orar por mis hermanas de comunidad.

Tú las conoces personalmente:

Tú conoces sus nombres

Sus cualidades y defectos

Sus alegrías y tristezas,

Sus fortalezas y debilidades.

Tú conoces su historia

Tú las aceptas como son

Y las vivificas con tu espíritu

Tú las amas Señor,

No porque sean buenas,

Sino porque son tus hijas

Enséñame a amarlas de verdad a la manera de Jesús:

No por sus palabras o sus obras, sino por ellas mismas.

Enséñame a descubrir en cada una,

Especialmente en las más débiles

El misterio de tu amor infinito

Te doy gracias,

Padre, porque me has dado hermanas.

Todas ellas son un regalo para mi

Un verdadero Sacramento,

Signo visible y eficaz de la presencia de tu Hijo Jesús entre nosotras.

Dame la mirada de Jesús para contemplarlas.

Dame el corazón como el de Jesús para amarlas hasta el extremo

Porque yo misma quiero ser, para cada una de ellas

Un Sacramento vivo de la presencia de Jesús. Amen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s