DESDE OTRANTO….

Compartimos un poco de lo mucho que vivimos en este DOMUND 2016, ha sido una experiencia misionera: ya desde la mañana el retiro que las jóvenes tuvieron con un tinte de misión, de donación, de entrega y de conocer lo que hacen tantos hermanos nuestros en tierra de misión. Por la tarde la Eucaristía donde se nos invitó a ser verdaderos misioneros en el lugar donde nos encontramos y para finalizar nuestro rosario misionero, donde las jóvenes generosamente dieron su aportación económica a favor de las misiones.

Agradecemos a Dios tanto vivido en este día, y junto con Santa Vicenta María “Damos Gracias a Dios por todo”.

Anuncios

Inicio de curso en Washington DC

El 18 de Septiembre tuvimos el inicio de curso empezando con una dinámica de conocimiento, la cual fue muy animada y hubo muy buena participación. Después mediante un fotomontaje les recordamos el ideario y el reglamento que ya habían firmado, les gusto mucho la presentación y la forma en que se hizo. Para concluir una rica cena que todas compartimos en una animada convivencia, finalizando con un animado baile. Les compartimos unas fotos.img_4310 img_4311 img_4312 img_4314 img_4315 img_4316

EXPERIENCIAS DE JÓVENES QUE VIVIERON EL RETIRO “GUSTANDO DEL SILENCIO COMO ENCUENTRO”

Verónica Juárez:

Se nos invito a llevar un símbolo a la oración final, yo lleve una plantita y una pequeña casa.

Mi fe y la esperanza se refleja en esa plantita y sé que Dios está conmigo en las peores sequías y en las más grandes cosechas. Y la casita representa que voy de regreso a casa, a inyectarles esa fe y esperanza, se irá propagando y siempre estará en nuestros corazones.

Gracias Jesús por la PAZ que dejaste en mi corazón.

Lourdes Anastacio Cacho:

Fue una experiencia que nunca había sentido y que nunca olvidaré. Gracias a la ayuda de las hermanas, pude experimentar esa paz interior, ese silencio en lo profundo de mi ser, donde pude sentir la presencia de Dios… En esos latidos de mi corazón… Ahí estaba Él.

Nancy Jaqueline Jiménez Zomá:

Queridas Hermanas: Gracias por caminar junto a nosostras en estos días de oración, me siento muy agradecida y bendecida por Dios, que todo lo que somos, tenemos y hacemos, este siempre agarrado de Él, porque junto a Él y de su mano, la “fragilidad se vuelve fortaleza”

“Gracias  por convertir el agua en vino Señor”

Cynthia Lizbeth Maldonado García:

Tendría que inventar una palabra para describir lo que el retiro dejó en mí. Una mezcla entre esperanza, amor y confianza. Así que por el momento solo puedo decir “GRACIAS”

Paola Medina Bravo:

El retiro en siencio te permite conocerte más desde lo más profundo de tu corazón. Los problemas y errores que ocurren en nuestra vida diaria y que no notamos a simple vista, con la reflexión profunda que se hace durante el retiro son mucho más visibles a nuestros ojos, es decir, el encuentro con Dios en oración. Confesarte te ayudará muchísimo a abrir ese corazón que a veces se encuentra cerrado y de esta manera te encontrarás con el amor y misericordia de Dios, por lo tanto conocerás a Dios y tendrás esa maravillosa y espiritual experiencia que finalmente te recordará tu realidad pero que también se puede volver y empezar teniendo fe en Dios.

Juana Amador López:

Ha sido muy agradable mi cercanía con Jesús y María, el sentir su amor hacía mí. El haber  estado estos dos días de retiro ha sido la mejor experiencia, cualquier sacrificio valió la pena. Porque lo poco que tenía se ha vuelto grande, mi fe, mi amor y admiración.

Janeth Gamboa:

Son pocos los momentos que tenemos para descubrir nuestro encuentro con el Señor. Es una fortuna contar con las RMI, pues estas oportunidades no se brindan en cualquier lugar.

Tener un momento en donde uno encuentra paz o tranquilidad, es gozoso estar en un  lugar así donde te encuentras con el Señor. Fue una gran experiencia.

Manuela de Jesús Oleta:

Gracias Dios, por permitir hacer un viaje a mis adentros.

Giselle García Germán:

Aprendí como orar, aprendí que Dios esta en el silencio aún más palpable y más tangible y que por eso le tememos al silencio, pero es ahí donde lo escuchamos más internamente, donde conocemos al fin que quiere para nosotros: que seamos felices y plenas.

Areli Bautista:

La experiencia de un retiro en silencio es necesaria, cuando  te sientes muy alejada de Dios o perdida, incluso sin saberlo. Dios te habla para que vayas a su encuentro, le agradezco a las hermanas el que nos brinden tales espacios para vivir nuestra fe y fortalecerla.

“DEMOS GRACIAS A DIOS POR TODO”

img-20161009-wa0004
GRUPO DE JÓVENES Y HNAS

“GUSTANDO del SILENCIO como ENCUENTRO”

Compartimos con ustedes, nuestro agradecimiento a Dios por su paso en la vida de 10 jóvenes de nuestra casa ( Jaqueline Jímenez, Cinthia Maldonado, Arelí Bautista, Manuela Oleta, Paola Medina, Giselle García, Juanita Amador, Janeth Gamboa, Verónica Juárez, Lourdes Anastacio). Los días 8 y 9 de octubre vivieron la experiencia de retiro “Gustando del silencio como encuentro”.

Ha sido una experiencia enriquecedora para las jóvenes que lo vivieron y para quienes directa o indirectamente apoyamos para que se llevara acabo.

La semilla está en tierra, es necesario seguir apoyando para que, germine, crezca y de su fruto.

No nos queda más que decir “GRACIAS por TANTO BIEN RECIBIDO”.

Con cariño sus hermanas de la Comunidad de la Ciudad de México.

DESDE OTRANTO…

Una vez mas, compartiendo con ustedes  el “Retiro de Integración” que tuvieron las jóvenes de la residencia, correspondiente al mes de septiembre!!! Esta actividad fue dirigido por jóvenes comprometidos con la Iglesia y con la sociedad, y en este ambiente juvenil las jóvenes se dispusieron a jugar, a convivir, a cantar y a estar con el Señor. Ha sido una experiencia llena de Dios. Confirmamos una vez mas en nuestro interior el sentir de Santa Vicenta María “Cuando veo a las jóvenes alegres se me ensancha el corazón”

DESDE OTRANTO…

Compartiendo una vez mas con ustedes nuestras actividades con las jóvenes de la residencia. La semana pasada tuvimos “puertas abiertas” donde las jóvenes por pisos fueron a cenar a comunidad. Alegría, interés por el carisma, confianza, baile, convivencia fue lo que las jóvenes vivieron en estos días. El martes le correspondió a las jóvenes del primer piso, el jueves a las del segundo  y el viernes las del tercer  y el piso de Vicenta María. Ha sido una experiencia muy bonita donde el objetivo era “compartir jóvenes y hermanas, y a la vez que como piso se integraran mas. Les compartimos algunas fotos, les debemos muchas, muchas mas!!!