EXPERIENCIA MISIONERA SIERRA DE SONORA, BACADÉHUACHI


“CON UN CORAZÓN RENOVADO”

Con estas palabras quiero comenzar a compartir esta experiencia que sin duda alguna así es como experimento mi corazón. Para mí todo fue nuevo, la sorpresa es la actitud con la que la mayoría de las veces me encontraba.

Compartir con el seminario de Ciudad Obregón, con otras religiosas, con una laica (residente de la casa de Obregón), con algunos sacerdotes y con Monseñor Felipe Pozos, Obispo de Ciudad Obregón, sin duda el equipo que hicimos todos  fue muy bueno, ya que mi experiencia con ellos ha sido de familia, donde nos podíamos apoyar, pedir ayuda, acompañar y por supuesto compartimos como familia los alimentos y los viajes, las experiencias han quedado selladas en la memoria del corazón.

Desde que Monseñor Felipe nos dio la bendición para mandarnos a la misión, nos dijo: “jóvenes no quiero que lleven planes, dejen que sea el Espíritu de Dios quien los vaya conduciendo”… Estas palabras marcaron mi experiencia, y  me dieron mucha esperanza y certeza, de que en realidad quien iba a mover los corazones iba a ser el Señor y no yo con mis fuerzas humanas.

Cuando llegamos a la comunidad de Bacadéhuachi, Sonora; nos recibió la secretaría de la parroquia Sra. María Loreto, llegamos a la casa Cural, donde estuvimos alojadas.

El pueblo de Bacadéhuachi, es muy bonito, tiene historia, la iglesia fue fundada por los jesuitas en 1600, es por eso que es patrimonio cultural, es un pueblo turístico, por las visitas que tiene, sobre todo en esta época del año. Tiene como patrona a Nuestra Señora de Loreto, la cual cuenta la historia que los españoles la llevaban a otra comunidad, pero cuando la subieron a la carreta el burrito ya no quiso avanzar, se quedaba ahí en Bacadéhuachi, por más que intentaban no podían, así que dijeron que la Virgen se quería quedar ahí, y pues fue así como Nuestra Señora de Loreto se quedó en Bacadéhuachi para conquistar más corazones para su Hijo.

En este pueblo tienen tradiciones muy bonitas, por mencionar algunas el 06 de enero día de la Epifanía del Señor, tiene la costumbre de sacar a un niño Jesús que tiene resguardado y va pasando por cada una de las casas, todo mundo lo recibe y sale desde las 5 de la mañana hasta la noche, cuando se termina de pasar por todo el pueblo, la gente ya lo está esperando, le preparan un altar en su casa y los ministros hacen las oraciones y la bendición a la familia. Todo el mes de mayo  las niñas rezan el rosario y en las Eucaristías son las que llevan la ofrenda. En el  mes de junio, mes del Sagrado Corazón, son los niños quienes rezan el rosario y los que llevan la ofrenda en la Eucaristía. Las fiestas patronales son el 7 de septiembre cuando coronan a la virgen y el 8 es la fiesta principal. Estas son algunas de las tradiciones que tienen y que aún se conservan y tratan de cuidar.

Continuará….

H. Isabel Borbón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s