Hilda Ramirez RMI


H. Hilda, quien ha trabajado incansablemente en favor de las jóvenes y que continua animando a las mismas para que vivan bien y se salven ha recibido numerosos destinos tanto en USA como en México. Actualmente realiza su misión en Tehuacán, Puebla. Dejemos que ella nos narre su vocación.

Quiero compartir, cuál ha sido y seguirá siendo el motivo y la razón de sentirme elegida, amada, privilegiada  desde siempre por el Señor  Jesús. También contar mi experiencia de amor y salvación.

Soy de Guadalajara Jal. y la quinta de 9 hermanos. Crecí en un ambiente sano, religioso. De mis padres aprendí y conocí lo que es el amor a Dios y a mi prójimo. De la Virgen María aprendí cómo acercarme y amar a su Hijo.

Cuando era adolescente pertenecí  a un grupo de jóvenes.  Me gustaba dar catecismo a los niños de mi colonia, e ir a peregrinaciones con mi familia, visitando diferentes santuarios religiosos en el país. También me entró la rebeldía propia de la edad  y me alejé de todo lo que me hablaba y me acercara a Dios.

Desde pequeña conocí a las Religiosas de María Inmaculada pues iba al catecismo para prepararme para mi primera comunión. Después regresé a participar en la Academia Dominical, recibiendo clases de auxiliar de enfermería, en el equipo de Voley Ball y en el Movimiento Juvenil Vicenta María.

Sin darme cuenta, en poco tiempo estaba involucrada en todas las actividades que realizaban las hermanas. Estudié la carrera de enfermería y las hermanas me propusieron dar clases en la Academia. Me sentí privilegiada  de poder compartir algo de lo que el Señor me estaba regalando.

Como miembro del Movimiento Juvenil de Vicenta María (MJVM) conocí y profundicé más en mi fe, en la relación conmigo misma y los demás, aprendí a trabajar en grupo por un mismo ideal y conocí a Vicenta María. También me surgieron muchos interrogantes, ya que palpé el amor  por la joven más necesitada y desprotegida y el bien que se les hacía a todas sin exclusión.

El testimonio de las hermanas: cercanía, alegría, acogida a las chicas, siempre me llamó la atención. El deseo de ellas de formarnos e impulsarnos a dar y compartir los dones recibidos, de crecer como mujeres responsables y el ser canales de bien en nuestros ambientes me iba motivando a conocer más la Obra.

Nunca pensé ser religiosa. Quería a mi novio y deseaba casarme y formar una bonita familia con él, en cuanto terminara mi carrera. Pero el Señor cambió mis planes, casi sin darme cuenta. Cuando terminé de estudiar, empecé a darme cuenta que tenía la inquietud de buscar otra cosa. No tenía nada claro, ni entendía. Una hermana religiosa me había dicho que yo tenía vocación y cuando me lo dijo me molesté mucho, pues yo tenía mis planes y no quería que nadie me los quitara. Pero Dios fue más fuerte.

Me invitaron a un retiro vocacional. No tenía muchos deseos de ir,  pero quería saber “qué quería Dios de mi”. Tenía miedo, pero fue en ese retiro donde descubrí lo que Dios me estaba pidiendo: “una entrega total a Él, sin límites”. Aquel día cambió mi vida. Se quitaron los temores, y me invadió la felicidad de sentirme elegida por Dios, amada por él, invitada a hacer mi camino de amor y entrega unida a él.

No fue fácil. Mi familia y todas mis amistades más cercanas se opusieron. Pero en mi interior había algo que me hacía más fuerte y que me decía, “Sí, yo te he elegido para mí”. Esta certeza me ayudó a superar  las dificultades y me dio fuerza para responder en medio de las contradicciones.

Ayudada por un sacerdote en mi discernimiento, puse en una balanza seguir con mis planes de matrimonio o la vida religiosa. Encontré que lo que más paz y alegría interior me causaba era entregarme al Señor y seguir sus pasos. Me invadió una energía interior que me ayudó a decir “con Él a mi lado, todo es posibley aquí estoy.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s