Hna. Andrea Navarro

“Nada detiene al que ama a Cristo”. Esta es una certeza en mi vida, la cual sostiene mi vida y vocación. Como religiosa de María Inmaculada acompañamos a las personas con dirección espiritual, y les ofrecemos los ejercicios espirituales Ignacianos que son parte de nuestra espiritualidad.