Archivo de la categoría: Formación Permanente

Taller de inteligencia emocional para RMI y Laicos

En la comunidad de la CDMX hemos organizado este verano un taller con este tema para los MOLAVIM, algunos laicos que colaboran con nosotras y religiosas que trabajan directamente en el apostolado.

Comenzaron el día 11 de Junio. Serán 9 sesiones que terminarán en Agosto. Nos manifiestan que les esta ayudando mucho para la labor que cada una realiza tanto con las jóvenes como en sus relaciones familiares.

inteligencia-emocional

inteligencia-emocional-1-638

Anuncios

Taller de Pastoral (2)

Las hermanas que participaron en el Taller de Pastoral en la casa de Brasilia nos hacen llegar ecos de su encuentro, que fué muy rico como el de la casa de Otranto. Las imagenes hablan por sí solas. Como en el segundo tuvieron momentos de reflexión y también convivencia.

 

La comunidad de la casa se alegra con la visita de H.Ma. Luisa, no todas pueden participar pero disfrutan de los encuentros fraternos.

 

Taller de Pastoral

Desde el día 25 de Julio hasta el 2 de Agosto, distribuidas en dos grupos varias hermanas de la Provincia junto con un grupo del MOLAVIM participamos del Taller de Pastoral impartido por H. Ma. Luisa García P RMI, Consejera General.

Fueron días muy ricos en el compartir experiencias, ecos y propuestas. Esta fué la dinámica de este taller. El primer día se nos invitó a ver nuestra realidad con los ojos de Jesús y Vicenta María. Esta realidad ya la habíamos constatado en un trabajo previo que se nos envió y en el que detectabamos cuales eran las necesidades que detectábamos en nuestras jóvenes, las ofertas de la comunidad, el modo de llevar adelante la misión y los desafíos.

Los días siguientes trabajamos en la importancia para cada persona de descubrir y profundizar en la dimensión trascendente, vocacional y social de su vida. Y concretamente de nuestra misión de animar a nuestras jóvenes a descubrirlas en sus vidas.

Fueron 4 días de cada grupo en los que compartimos momentos de oración, eucaristías y momentos fraternos además de todas las ricas experiencias  que nos animan a llevar adelante la misión con mayor celo, renovado. Deseamos que todo lo aprendido lo podamos poner en práctica en el próximo curso.

Damos gracias a H. Ma. Luisa por el tiempo que nos ha dedicado, por su entusiasmo y ardor misionero al  compartir estos temas y pedimos al Señor la continúe iluminando en los próximos encuentros con otras hermanas.